SITUACIÓN ACTUAL AL RESPECTO DE LOS RESIDUOS

Abordaje deficiente

El mal manejo y disposición de los residuos, producto en parte por la deficiente educación y cultura y por la falta de facilidades relacionadas con la reducción, reutilización y reciclaje, así como por las regulaciones existentes poco efectivas y avanzadas, ha llevado al país a una de sus peores crisis sanitarias. El agua, los suelos, el aire, los ecosistemas y la salud de miles de panameños es afectada por la situación insostenible de insalubridad, contaminación y deterioro del paisaje que produce la basura en el país. La Autoridad Nacional del Ambiente, estima que unas 300 toneladas diarias de residuos no son recolectadas. Los residuos dispuestos en vertederos legales y/o ilegales, cunetas, quebradas, ríos, playas, mares y ciudades del país, representan una pandemia por los efectos que tienen en la contaminación de los ríos, quebradas yaguas subterráneas, así como en la contaminación del aire por quemas y por la generación de gas metano como precursor del efecto invernadero.

Efectos en la salud y los ecosistemas

Diversas sustancias peligrosas como metales pesados, dioxinas y furanos, liberadas por la degradación de los desechos, han sido vinculadas a problemas de salud, como diferentes tipos de cáncer, problemas neurológicos, afectaciones a la piel y enfermedades respiratorias. Además, la basura acumulada es foco de proliferación de vectores que causan enfermedades como dengue y hantavirus. Por el mal manejo y la crítica situación, los residuos están contaminando cuerpos de agua tanto subterráneos como superficiales que son fuentes de agua, vitales para las poblaciones. Esto ocasiona un serio problema de disponibilidad de agua potable y como fuente de intoxicación para las comunidades. Los residuos también afectan especies marinas, que en muchos casos acumulan los tóxicos provenientes de los desechos. Estos tóxicos entran en la cadena trófica hasta llegar al ser humano que consume productos del mar.

Impacto en el turismo

El turismo también es afectado por la dispersión desordenada de los residuos. Estos producen un malestar en el turista, que se encuentra con la basura tanto en las calles en zonas urbanas, como en el área rural, en playas, islas y mares. Muchos balnearios tanto costeros como en ríos ya no son destinos de recreación y de sana diversión para las poblaciones y los turistas, como antaño. Pocos son los rellenos sanitarios funcionales, y los que estaban destinados a serlo son actualmente grandes vertederos a cielo abierto.

Retos y abordaje

Panamá es una de las naciones más rezagadas en el manejo y aprovechamiento de residuos en Latinoamérica. No existen los espacios para seguir depositando residuos, siendo que los actuales y potenciales vertederos generan malestar y rechazo entre las comunidades.  El abordaje utilizado en el manejo de los residuos no ha cambiado en décadas. Para resolver parcialmente los problemas que generan los residuos, el enfoque se ha concentrado en su recolección y disposición, y no tanto en su reducción, reutilización, reciclaje y/o aprovechamiento energético y de compostaje de éstos.

Además de la gestión deficiente de los residuos, el consumo por habitante en Panamá es uno de los más altos de la región por la gran cantidad de materiales desechados. Las cifras son contundentes: cada panameño genera alrededor de 1.2Kg de residuos diariamente. En el único relleno existente en el país, el de Cerro Patacón son dispuestas 2,000 ton/dia de residuos, de los cuales 1,000 toneladas son de residuos sólidos domésticos provenientes del distrito de Panamá, 150 toneladas son de limpieza de calles, parques y jardines, operativos de limpieza, residuos voluminosos, y otros residuos también del Distrito de Panamá, 350 toneladas provienen del Distrito de San Miguelito y 500 toneladas de: la recolección y transporte de empresas privadas, de recepción de lodos de diferentes procedencias, de recepción de neumáticos y residuos hospitalarios (BID, 2015; basados en información local). La mayor parte es reciclable o aprovechable, pero si se mezclan en basureros, el producto pierde su valor y limita su reciclaje.

Un porcentaje muy bajo de menos de 5%, según estimaciones, es reciclado en Panamá, con lo que son desperdiciados materiales de gran valor, muchos de ellos escasos o cuyo costo de explotación y producción implican contaminación y uso de grandes cantidades de agua y energía. Pocos residuos entran en el mercado nacional de reciclaje. Acciones regulatorias, operativas, educativas y de impulso a una economía de mercado basada en residuos es fundamental para propiciar un cambio de paradigma en el país. Existe un gran potencial de generación de nuevas actividades económicas y puestos de trabajo en la cadena de producción y consumo de materiales reciclables y aprovechables que el país debe impulsar. De esta forma podrá Panamá encaminarse ser un país avanzado o del primer mundo.

Composición de los residuos en la ciudad de Panamá

En Panamá, la composición de los residuos sólidos, según estudio de JICA (2003) es la siguiente:

Visión

La Alcaldía de Panamá, organización moderna, responsable y creativa, con procesos certificados y funcionarios comprometidos en propiciar una democracia participativa, brinda servicios de excelencia que contribuyen a la satisfacción de las necesidades de la comunidad y el desarrollo humano.

Contacto

Por estas vias puedes comunicarte con el Municipio de Panamá:
  +507 204-1100 / +507 506-9700
  Entre Ave. Justo Arosemena y Cuba y entre calles 35 y 36 Este. Corregimiento de Calidonia. República de Panamá