Alcalde insta a jueces de paz a acelerar reformas

  • Ciudadanía clama por justicia y castigo.

HATILLO. 06 de septiembre de 2019. El alcalde capitalino José Luis Fábrega instó hoy a los jueces de justicia y paz que ejercen en los 26 corregimientos del distrito, a acelerar la preparación de las recomendaciones de la propuesta de reformas a la Ley 16 de 17 de junio de 2016, que creó el régimen de justicia comunitaria, las que serán entregadas a la Asamblea Nacional, a través de su oficina de Participación Ciudadana.

El alcalde Fábrega pidió a los jueces de paz que se reunieron con él que lo vieran como un aliado, un socio, en la búsqueda de una solución al clamor ciudadano por una justicia más efectiva y coercitiva, ante la expansión que ha logrado la ola delictiva que agobia a la sociedad panameña.

El jefe de la comuna capitalina aseguró que cualquiera que sea la comunidad que visite, le piden que luche por la vuelta de los corregidores, y que se lleven a los jueces de paz, toda vez que estos no castigan el delito, pero sí otorgan libertad a los malhechores con una simple amonestación al delincuente, exhortando a las víctimas a que hagan las paces.

El tema fue tratado en una reunión de jueces, asesores y miembros de la junta técnica de este sistema de justicia implantado en 2016, el cual reemplazó la vigencia de los tradicionales corregidores de policía, por abogados instituidos con toga de jueces de justicia y paz comunitaria.

 Erika García, juez de paz de El Chorrillo, explicó en forma comparativa los pro y contras de este sistema versus la justicia impartida por los antiguos corregidores. Puntualizó la necesidad de contar con herramientas que les permitan sancionar al transgresor de la ley y eliminar obstáculos que retardan una justicia expedita.

Yisel Reina, coordinadora de jueces de Norte-Este, explicó que se ha desvirtuado injustamente la figura del juez de paz, de forma que su percepción es que trabaja menos que el corregidor, cuando es todo lo contrario. Sostuvo que su rango de competencia es tal, ya que no solo se limita a castigar, sino a investigar las causas de los conflictos para llegar a una decisión justa basado en los derechos humanos, y el restablecimiento de las buenas relaciones entre vecinos. La diferencia entre estos es que el juez aplica una justicia restaurativa y no retributiva como lo hacía el corregidor, comentó.

Giovani Miranda, presidente de la Comisión Técnica del sistema, indicó que esta reunión permitiría conocer los insumos con que cuentan para solicitar se modifique la Ley 16 de 2016; los procedimientos y articulaciones que deben crearse con las instituciones para que su ejercicio sea efectivo; y las implicaciones procesal y administrativa de este justicia.

El alcalde Fábrega les animó a acelerar el trabajo y presentar cuanto antes un borrador con las recomendaciones y reflexionó acerca de que si bien el Municipio aporta el presupuesto de estos jueces, carece de injerencia en el sistema, pues no le rinden cuentas. Fuera de ello, la percepción del público es que no hay certeza del castigo ante los delitos más simples, anotó Fábrega.

A la reunión asistieron Giovani Miranda, presidente de la Comisión Técnica, Giancarlo Batista, su vicepresidente; las juezas y coordinadoras de área Susana Mora, Yisel Reina y Erika García; así como Alma Montenegro de Fletcher, asesora y comisionada, así como Melva D’Anello, directora de Legal y Justicia de la Alcaldía capitalina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *