Ciudades de Iberoamérica se iluminan para exigir la eliminación de la violencia contra las mujeres

Más de 10 ciudades de Iberoamérica iluminarán varios de sus edificios emblemáticos de color naranja o morado en la noche del sábado al domingo para exigir el fin de la violencia de género, que sigue siendo una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas en la región. Se trata de una acción coordinada entre la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI), como parte de los esfuerzos mundiales para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el planeta.

En línea con la preocupación plasmada en el Compromiso de Madrid del XI Foro Iberoamericano de Gobiernos Locales, las ciudades de Asunción, Barcelona, Brasilia, Buenos Aires, La Paz, Madrid, Montevideo, Panamá, Quito, Río de Janeiro y Tegucigalpa, todas ellas miembros de la UCCI, se han unido a la campaña. La SEGIB iluminará de naranja su sede en la capital española este fin de semana.

Catorce de los 25 países del mundo con las tasas más elevadas de feminicidios se encuentran en América Latina y el Caribe, y se estima que 1 de cada 3 mujeres mayores de

15 años ha sufrido violencia sexual, lo que alcanza la categoría de epidemia de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este tema cobró especial relevancia durante la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebró en La Antigua, Guatemala, el 15 y 16 de noviembre. En la Declaración final, los 22 países de la región se comprometieron a adoptar políticas de tolerancia cero hacia la violencia contra las mujeres y a eliminar leyes que discriminen por género.

“En el último año hemos visto cómo los movimientos #YoTambién y #NiUnaMenos han roto el silencio y captado la atención mundial en torno a la violencia y la discriminación que sufren millones de mujeres en todo el mundo. El llamado es urgente, por lo que eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas requiere del esfuerzo de todos los sectores”, dijo la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, al subrayar el compromiso de la SEGIB.

Por su parte, la copresidenta de la UCCI y alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, afirmó: “Nuestra política de combate a la violencia de género debe extenderse a todos los ámbitos de la vida, desde la seguridad en el transporte público para garantizar algo tan elemental como la libertad de movimiento, hasta el reparto de los cuidados y, por supuesto, la equiparación salarial”.

La UCCI puso en marcha el pasado 25 de noviembre la campaña Ciudades Iberoamericanas Libres de Violencia de género, que ha posibilitado, entre otras acciones, la publicación del informe Avances hacia la erradicación de la violencia de género de las ciudades iberoamericanas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *