El bambú, el acero vegetal desconocido

  • Se puede construir una vivienda con bambú.
  • El bambú contribuye a mitigar los efectos del cambio climático.
  • Cada 18 de septiembre se celebra el Día Mundial del Bambú.

CIUDAD DE PANAMÁ. 18 de septiembre de 2019. El Parque Municipal Summit y la Asociación Panameña para la Sostenibilidad de la Agricultura y los Recursos de la Naturaleza (APASAN) celebran hoy el Día Mundial del Bambú, para promover una nueva alternativa ecológica y divulgar las características especiales de esta planta, una alternativa maderable.

Un dato importante es que en el Summit se cuenta con una colección de doce especies de bambú, de las cuales dos son nativas y el resto, exóticas, introducidas de otras regiones. La Alcaldía de Panamá se prepara para este evento, en el que los asistentes podrán disfrutar de la biodiversidad del parque, exposiciones fotográficas, seminarios, exhibición de muebles y estructuras hechas a base de bambú, así lo explicó Edgar Araúz, administrador del Parque.

Se pueden lograr muchos beneficios con la utilización de este vegetal, cuyo nombre científico es Guadua amgustifolia. Crece en Panamá y se pueden construir ranchos, bohíos, al igual que artesanías como ábacos, portarretratos, sillas, sofás, camas y hasta hamacas. Se pueden hacer muchas cosas que desconocemos, por lo que solo debemos tener creatividad para potenciar su importancia.

Ninguna otra planta tiene su diversidad de usos. Según APASAN esta planta atiende las necesidades cotidianas de más de un billón de personas en el mundo y se estima que los ingresos globales por las ventas relacionadas con el bambú alcanzan los 10 billones de dólares.

 Con el bambú puedes construir hasta una vivienda sin necesidad de emplear otros materiales utilizados en la industria de la construcción, alcanzando así mayor valor como alternativa social, ya que ayudaría a cubrir el déficit de viviendas económicas, de calidad y sobre todo saludables.

Se pudo conocer que en cada vivienda de bambú, utilizando materia prima del Guadua amgustifolia, para el sistema de bahareque (tipo quincha), disminuye la temperatura aproximadamente entre 5° C a 6° C, con relación a una vivienda convencional de bloques, zinc o tejalit.

Dentro del tema de la construcción con este tipo de infraestructuras, se pueden fabricar diferentes modelos de viviendas, de bohíos o ranchos turísticos.

APASAN informó que de hecho ya existen viviendas creadas con este material en la comunidad de Mata Palo, corregimiento de Las Uvas, en el distrito de San Carlos. Allí podemos encontrar un modelo de vivienda, cuya superficie es de 90 m2 de área cerrada. Para ello se utilizó el sistema de bahareque, que consiste en paneles de madera y láminas de bambú cubiertas con barro (arcilla y arena). A este sistema se le amarra alambre y se utiliza repello de cemento para proteger el bambú y brindarle mayor sostenibilidad

No se utilizó material alguno como acero o concreto para esta vivienda, porque la guadua es conocida como el acero vegetal del siglo XXI, por su dureza, resistencia y durabilidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *