Publicado en: junio 29, 2020

Alianza para la acción contra la contaminación ambiental por COVID-19

CIUDAD DE PANAMÁ. 29 de junio 2020.  Para crear mensajes que viajen más rápido que el virus, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Ministerio de Ambiente, se han unido al Municipio de Panamá (MUPA) y a la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD) para lanzar la campaña ‘La Indiferencia Mata: Deposita correctamente las mascarillas’, y así sensibilizar a toda la población sobre la importancia de hacer un buen manejo de los desechos de salud por COVID-19. Uno de los objetivos es frenar la contaminación que afecta a toda la ciudadanía.

Esta campaña es para que entre todos trabajemos para minimizar los focos y riegos de contaminación, que no solo amenaza la calidad de nuestro ambiente, aguas y mar, sino a nuestra salud, por lo que debemos hacer el descarte correcto de las mascarillas y los guantes.

La representante residente del PNUD en Panamá, Linda Maguire, explicó que la campaña tiene un contenido creado para sacudir a la gente, moverla, para no descartar las mascarillas y guantes directamente al piso. Para que hagan el depósito correcto y se laven las manos con agua y jabón, por lo que pidió a la ciudadanía actuar y difundir los mensajes para alcanzar a más personas y así frenar los focos de contaminación. Crear conciencia ahora podría salvar vidas en nuestro presente y futuro”, mencionó.

“La prioridad del PNUD es asegurar que las comunidades vulnerables estén protegidas contra la crisis de hoy y al mismo tiempo diseñar un mañana más resiliente y sostenible. Es por esta razón que el lavado de manos con agua y jabón, la distancia de 2 metros y la utilización de las mascarillas es el mensaje principal para la crisis ahora, pero también, es importante que, en el caso de las mascarillas u otros artículos de protección, estas no se conviertan en otra trampa que amenace la salud y el medio ambiente ni en el corto ni en el largo plazo”, sentenció.

En tanto, José Luis Fábrega, alcalde del Distrito de Panamá, señaló que no solo las autoridades de salud están haciendo frente a la pandemia y combatiendo la enfermedad, sino que todos los ciudadanos tenemos el deber de actuar con alto grado de responsabilidad personal y como sociedad.

“Hemos venido reiterándole a la gente, sobre la adecuada manera de botar en bolsas y en los recipientes de basura los guantes y mascarillas que usamos como protección personal, para evitar posibles contagios en la calle por contacto con estos. No es correcto, que, por la irresponsabilidad de unos, se ponga en riesgo la salud de todos. Por eso, como una colaboración adicional a esta necesaria campaña que desarrollaremos en conjunto con el PNUD, MiAMBIENTE y la AAUD, estamos reforzando con la iniciativa institucional, #EnLaCalleNoPanama, que busca crear conciencia en este objetivo común, que no se tiren estos artículos en las calles”, precisó.

Por su parte, el Ministro de Ambiente, Milciades Concepciónaseguró que los ríos y mares se están llenando de guantes y mascarillas, “eso no es un secreto, tenemos que ser integrales con el problema de la basura en Panamá, tenemos que tomar más consciencia sobre el mismo, debemos disponerla en los lugares adecuados, aunque exista problema de recolección”. 

“Después que nosotros dispongamos de la basura de nuestras casas y oficinas en bolsas selladas, con eso ganamos mucho y no tirándola en la calle. Ese es el panorama de la recuperación momentánea de nuestras especies, en medio de esta pandemia”, destacó, al tiempo que reafirmó que “una vez superemos esta pandemia, debemos ser conscientes, solidarios y seguir nuestras normas ambientales”. Explicó que junto al PNUD y otras instituciones, se logra formular los elementos de esta política que será integral, con la finalidad de librar los suelos oceánicos de este tipo de contaminación.  Al eliminar este problema, se logrará un mejor uso sostenible del recurso y beneficiará las diferentes actividades productivas que provienen del mar.

La gerente de Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo del PNUD, Jessica Young destacó que: “Las personas deben saber que aunque los residuos de implementos de salud generados en el hogar se clasifican como residuos no peligrosos y pueden eliminarse junto con los demás residuos generales, en bolsas fuertes y cerradas completamente, e inclusive para evitar una reutilización ilegal, pueden ser cortados antes de su eliminación, no pueden ser lanzados a diestra y siniestra porque sí se convierten en foco de contaminación”.

“COVID-19 no nos ha hecho inmunes a los problemas y riesgos ambientales para la salud humana. La indiferencia ante la contaminación también mata”, afirmó.

Categorias

Twitter

CIUDAD DE PANAMÁ. 29 de junio 2020.  Para crear mensajes que viajen más rápido que el virus, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Ministerio de Ambiente, se han unido al Municipio de Panamá (MUPA) y a la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD) para lanzar la campaña ‘La Indiferencia Mata: Deposita correctamente las mascarillas’, y así sensibilizar a toda la población sobre la importancia de hacer un buen manejo de los desechos de salud por COVID-19. Uno de los objetivos es frenar la contaminación que afecta a toda la ciudadanía.

Esta campaña es para que entre todos trabajemos para minimizar los focos y riegos de contaminación, que no solo amenaza la calidad de nuestro ambiente, aguas y mar, sino a nuestra salud, por lo que debemos hacer el descarte correcto de las mascarillas y los guantes.

La representante residente del PNUD en Panamá, Linda Maguire, explicó que la campaña tiene un contenido creado para sacudir a la gente, moverla, para no descartar las mascarillas y guantes directamente al piso. Para que hagan el depósito correcto y se laven las manos con agua y jabón, por lo que pidió a la ciudadanía actuar y difundir los mensajes para alcanzar a más personas y así frenar los focos de contaminación. Crear conciencia ahora podría salvar vidas en nuestro presente y futuro”, mencionó.

“La prioridad del PNUD es asegurar que las comunidades vulnerables estén protegidas contra la crisis de hoy y al mismo tiempo diseñar un mañana más resiliente y sostenible. Es por esta razón que el lavado de manos con agua y jabón, la distancia de 2 metros y la utilización de las mascarillas es el mensaje principal para la crisis ahora, pero también, es importante que, en el caso de las mascarillas u otros artículos de protección, estas no se conviertan en otra trampa que amenace la salud y el medio ambiente ni en el corto ni en el largo plazo”, sentenció.

En tanto, José Luis Fábrega, alcalde del Distrito de Panamá, señaló que no solo las autoridades de salud están haciendo frente a la pandemia y combatiendo la enfermedad, sino que todos los ciudadanos tenemos el deber de actuar con alto grado de responsabilidad personal y como sociedad.

“Hemos venido reiterándole a la gente, sobre la adecuada manera de botar en bolsas y en los recipientes de basura los guantes y mascarillas que usamos como protección personal, para evitar posibles contagios en la calle por contacto con estos. No es correcto, que, por la irresponsabilidad de unos, se ponga en riesgo la salud de todos. Por eso, como una colaboración adicional a esta necesaria campaña que desarrollaremos en conjunto con el PNUD, MiAMBIENTE y la AAUD, estamos reforzando con la iniciativa institucional, #EnLaCalleNoPanama, que busca crear conciencia en este objetivo común, que no se tiren estos artículos en las calles”, precisó.

Por su parte, el Ministro de Ambiente, Milciades Concepciónaseguró que los ríos y mares se están llenando de guantes y mascarillas, “eso no es un secreto, tenemos que ser integrales con el problema de la basura en Panamá, tenemos que tomar más consciencia sobre el mismo, debemos disponerla en los lugares adecuados, aunque exista problema de recolección”. 

“Después que nosotros dispongamos de la basura de nuestras casas y oficinas en bolsas selladas, con eso ganamos mucho y no tirándola en la calle. Ese es el panorama de la recuperación momentánea de nuestras especies, en medio de esta pandemia”, destacó, al tiempo que reafirmó que “una vez superemos esta pandemia, debemos ser conscientes, solidarios y seguir nuestras normas ambientales”. Explicó que junto al PNUD y otras instituciones, se logra formular los elementos de esta política que será integral, con la finalidad de librar los suelos oceánicos de este tipo de contaminación.  Al eliminar este problema, se logrará un mejor uso sostenible del recurso y beneficiará las diferentes actividades productivas que provienen del mar.

La gerente de Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo del PNUD, Jessica Young destacó que: “Las personas deben saber que aunque los residuos de implementos de salud generados en el hogar se clasifican como residuos no peligrosos y pueden eliminarse junto con los demás residuos generales, en bolsas fuertes y cerradas completamente, e inclusive para evitar una reutilización ilegal, pueden ser cortados antes de su eliminación, no pueden ser lanzados a diestra y siniestra porque sí se convierten en foco de contaminación”.

“COVID-19 no nos ha hecho inmunes a los problemas y riesgos ambientales para la salud humana. La indiferencia ante la contaminación también mata”, afirmó.