Municipio logra mitigar inundaciones en Calle Uruguay y Calle 47 Este

Se sigue trabajando en la solución final en Vía Argentina.

Las molestas inundaciones que desde el año pasado fueron el martirio de los residentes y comerciantes de Calle Uruguay y Calle 47 Este empezaron a mitigarse hace dos semanas, lo que ha sido recibido con agrado por los afectados.

El director de Obras y Construcciones Municipales, Antonio Docabo, explicó que gracias a la iniciativa del alcalde capitalino José Luis Fábrega, se logró conciliar el apoyo de la Cámara Panameña de la Construcción, la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y de los contratistas Constructora Urbana (CUSA) y MECO, S.A., ideando un plan de contingencia que está brindando los resultados esperados.

En Calle Uruguay y Calle 47 Este, detalló el director Docabo, se construyó un cajón colector para recibir todo el aporte pluvial, el cual se trasladó a otro cajón pluvial que lleve el contenido acuoso hacia la Avenida Balboa, gracias al impulso automático de cuatro bombas que lo envían al otro lado de la calle. Esta solución eliminó el embudo pluvial que se generaba regularmente.

Las inspecciones en el campo revelaron que el sistema funcionó adecuadamente, pese a los intensos aguaceros que cayeron sobre la ciudad, en lo que afortunadamente el factor de marea alta no empeoró la situación.

Docabo aseguró que los trabajos de remodelación estarán listos lo antes posible, por lo que mientras duren el sistema de bombas se mantendrá activado para manejar convenientemente los abundantes caudales pluviales.

En cuanto a la Vía Argentina, arteria cuyos trabajos son más complicados y continúan al presente, detalló que en conjunto con el MOP y la empresa CUSA se están redireccionando las aguas de lluvia que caen en El Cangrejo y bajan por la calle Gaspar Octavio Hernández hacia la Quebrada Iguana, al igual que el aporte que corre entre las cuadras de El Trapiche y El Prado.

En este punto, advirtió, se ha instaurado un programa de limpieza periódica en vista de que los canales afluentes y el mismo curso son obstruidos por basura, ramas, hojas y otros desechos que provocan los desbordes. Aunado a ello, la Alcaldía fiscaliza las construcciones irregulares y la indebida costumbre de arrojar residuos de trabajos en la quebrada, lo que contribuye a su obstrucción.

Vale recordar, apuntó Docabo, que el alcalde Fábrega solicitó al pleno del Consejo Municipal se modifique el decreto que rige este tipo de situaciones y se sancione con más dureza a quienes arrojen caliche en estos afluentes o construyen ilegalmente sobre ella.

Al momento, los trabajos de soterramiento de cables eléctricos continúan en Vía Argentina, un factor indispensable para eliminar los postes, lo cual dará una visión amplia y embellecerá dicha arteria turística, una vez concluyan las obras.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *